EPS Sura anuncia su retirada del sistema de salud colombiano: ¿Qué va a pasar con los afiliados? ¿Hasta cuándo seguirá?

En medio de la actual crisis que enfrenta el sistema de salud de los colombianos, la EPS SURA, una de las más grande del país con más de 5 millones de afiliados, anunció este martes 28 de mayo su retiro voluntario del Sistema General de Seguridad Social en Salud en Colombia. Esta decisión se suma a la reciente salida de la EPS Compensar, y a la intervención de EPS Sanitas y Nueva EPS por parte del Gobierno Nacional en el mes de abril.

“A todos los colombianos queremos comunicarles la decisión más difícil que hemos tenido que tomar como compañía. Hoy radicamos ante la Superintendencia Nacional de Salud la solicitud de autorización para el retiro de la EPS Sura del Sistema General de Seguridad Social en Salud en Colombia a través de un programa de desmonte progresivo, un mecanismo jurídico que permite el retiro de manera ordenada y diligente”, dijo Juana Francisco Llanos, presidenta de Suramericana.

Si soy afiliado, ¿qué va a pasar conmigo?

Por el momento, absolutamente nada cambiará. EPS Sura ha garantizado que seguirá siendo la EPS de sus afiliados hasta el último momento. Según indicó la entidad, “seguirá atendiendo las necesidades de sus afiliados en cobertura médica, con la misma calidad y compromiso que nos caracteriza, hasta que las autoridades competentes otorguen las aprobaciones regulatorias necesarias”. Esto significa que las personas que ya tienen citas o procedimientos programados podrán continuar accediendo a ellos sin inconvenientes.

Los procedimientos y seguimientos de enfermedades crónicas continuarán sin ninguna dificultad, prometió la EPS. Por ahora, los afiliados no tendrán ninguna afectación y podrán seguir acudiendo a ella.

Además, la entidad señaló que esta decisión fue evaluada con anticipación, buscando anticiparse a lo ocurrido con otras EPS. Actualmente, EPS Sura no cumple con el indicador del patrimonio adecuado, ya que este se ha agotado. Por lo tanto, la decisión se toma para evitar el desenlace negativo que han sufrido otras entidades debido a los cambios en el sistema.

La entidad implementará medidas oportunas para un traslado ordenado de sus afiliados y gestionará de manera responsable las obligaciones con proveedores y prestadores, como clínicas, EPS y hospitales.

Entre 2022 y 2023, la entidad registró pérdidas netas por más de 360 mil millones de pesos. Para 2024, EPS Sura proyecta que las pérdidas podrían alcanzar los 500 mil millones de pesos, una suma que confirma la inviabilidad de la EPS en las condiciones actuales.

¿Hasta cuando seguirá la EPS?

La EPS notificó este martes que entregó los documentos a la Supersalud para su salida del sistema a través de un desmonte organizado y escalonado. Dentro de los próximos 65 días hábiles, EPS Sura debe esperar los comentarios y aprobación de la Supersalud. Solo a partir de allí, se podría iniciar el programa de desmonte, que no sería inmediato.

EPS Sura ha asegurado que en su propuesta de retiro entregada a la Supersalud se incluyen “unas recomendaciones que, de ser aceptadas, nos permiten seguir cumpliendo con las expectativas de servicio, y realizar una transición coordinada y planificada, que garantice la entrega completa de la información clínica y favorezca la continuidad del tratamiento, según las necesidades de salud de la población”. Esto se plantea con el objetivo de no afectar a los usuarios.

Por lo tanto, no hay un tiempo estimado fijo para que Sura deje de ser una EPS, ya que esto depende de que la Supersalud acepte el programa de desmonte y de que dicho programa se cumpla en unas fechas estimadas. Sin embargo, se asegura que el proceso será escalonado y progresivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *